Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

30 abr. 2010

condensado en el sol fulgente de mis pupilas sus ojos soberbios me agujerearon como si me hubiese disuelto en el humo de mi mentolado, y con un cosquilleo que me arañaba la figura y de por medio el ardor de mi retina cuando encontraba la suya, mis pies siguen la ola de movimiento y olfato que conducen a mi cuerpo - an
onimo- hacia su figura impasible y casi glacial. El todavia sigue sin percibir la audiencia de mi figura separada por centimetros de la suya, asi que sostengo mi cuerpo en puntas de pies para llegar a la altura de su boca, cuando llego ahí me afano en que surja un roce con sus labios de mucha quietud... no pasará naranja, me reta mi voce interna.
Y ya sumisa y docil, tan solo rodeo con mis brazos al hombre de madera rojiza y abundante sosiego.. ¡Un manique!

17 abr. 2010

Siento tu vértigo por el inevitable cruce de miradas.
Siento tus ansias por acariciar mi aterciopelada piel rozando la palidez.
Siento tu cuerpo deseoso esperando en mis piernas tostadas.
Siento tu figura frotándose con la mia queriendo más temperatura.
Siento tu raudo pulso percutiendo el aire.
Oigo un sollozo que te arranqué de los labios cuando mis dedos orgásmicos exploran más abajo de tu cintura.
Siento como todo se cierra a ti con el fin de no alborotar tu densidad.
Siento tu cuenta atrás que no sigue segundos.
Siento como no percibiste la caída de espesa almohada cuando sales despedido de mis labios.
Siento las palabras sin formarse atragantadas en tu garganta.
Siento el roce de tu estomágo con mis sofocantes pechos.
No siento como dejo de sentirme para poder sentirte.