Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

17 oct. 2010

Oigo cantos de un preludio final recordando tu nombre en mis manos y firmando del revés todos los testamentosde nuestra muerte ilegible, en mi mundo acústico donde el ruido extranjero de tu sangre renació corriendo por otro corazón.

4 comentarios:

  1. También escucho esos cantos,
    muy buena

    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. Sigo escribiendo Barbie, tienes habilidad y te quiero un monton. Ton Fille de Paris :)
    Manuel.

    ResponderEliminar
  3. A veces no hacemos caso de lo oimos hasta que no lo vemos, y al verlo nos damos cuenta de que es demasiado tarde.

    ResponderEliminar