Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

27 oct. 2009


Mi retina se quema al encontrar la tuya, sonríes, te lanzo una mirada fulminante que derrocha rabia injustificada, sonríes, no paro de derrochar rabia, tú suspiras por un enojo que resulta atractivo.
Mis ojos desesperados buscan las tuyos, noto que no quieres que vuelva a mirarte, yo lo hago, disimulas un malestar con un rodar de ojos, yo sigo mirándote, los nervios te encierran. Te acercas a mí.


- ¿Por qué no dejas de mirarme? Tus ojos dicen estúpideces.

Yo sonrío.

3 comentarios:

  1. Mírame, me tienes delante, mas no apartes tu mirada, cuán largo sea este instante debes recordarlo, tenerle muy presente, porque nunca sabrás si volverás a verme.

    ResponderEliminar
  2. qué especimen para más raro... e interesante

    ResponderEliminar
  3. Hermosa, la batalla inexplicable de dos pares de ojos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar