Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

18 ago. 2009

Descubro el cielo iluminado de furia a medida que salgo del metro, disimulo mi impresión y un vapor de nostalgia me humedece las articulaciones.

Acelero, no quiero quedarme entumecida.

Sigo una marcha marcada por el aire helado palpitando sobre mi cara.
Una media sonrisa de desdén se dibuja sobre mi perfil izquierdo, mientras me salto el numero 40 del metro, mis piernas poseídas por la sensación no obedecen la rutina.

1 comentario:

  1. Siento pena, nostalgia, mi sangre cayo derramada y nadie va a limpiarla.
    Juego con ella hasta que acaba cuagulandose, el juego se termino pero yo no quiero que esto termine.

    Me encanta la foto

    ResponderEliminar