Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

30 abr. 2010

condensado en el sol fulgente de mis pupilas sus ojos soberbios me agujerearon como si me hubiese disuelto en el humo de mi mentolado, y con un cosquilleo que me arañaba la figura y de por medio el ardor de mi retina cuando encontraba la suya, mis pies siguen la ola de movimiento y olfato que conducen a mi cuerpo - an
onimo- hacia su figura impasible y casi glacial. El todavia sigue sin percibir la audiencia de mi figura separada por centimetros de la suya, asi que sostengo mi cuerpo en puntas de pies para llegar a la altura de su boca, cuando llego ahí me afano en que surja un roce con sus labios de mucha quietud... no pasará naranja, me reta mi voce interna.
Y ya sumisa y docil, tan solo rodeo con mis brazos al hombre de madera rojiza y abundante sosiego.. ¡Un manique!

No hay comentarios:

Publicar un comentario