Lugar en donde creo un mundo inexistente a partir de la propia inexsistencia con la fuerza vital de la existencia de todos los que quieren existir

11 may. 2010

Para qué disfrazar lo indisfrasable? No es F de quiereme, es F de fóllame, pero de fóllame fuerte,fóllame hasta el fondo, con crueldad y sin aliento.
No hace falta mentir y jugar a ser caballeroso. Las cosas son como son, y punto.

3 comentarios:

  1. Respondiendo tu pregunta, para mi la belleza no se basa en tener curvas, me encanta la delgadez pero no cuando esa delgadez te puede llevar a la muerte.

    Que estés bien
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Wow, he visto muchos blogs que ostentan sensualidad cuando en realidad caen en la vulgaridad y el tuyo no la ostenta y la tiene de manera muy auténtica y fina.
    Me gusta n.n
    Un saludo, muah!

    ResponderEliminar
  3. En todo caso ir más allá:
    a) sobra: y punto. No limitemos la realidad cosificada.
    b) ¿Las cosas son como son? Tautología en el símil mismo que juega al pontificado del no-decir...
    c)Las cosas son lo que son. Eso ya lo sabía Parménides.
    d) Las cosas son.
    e) Comodín y cliché: las cosas...

    [Por su nombre las conoceréis.
    Pelillos a la mar, que es el morir. El carpe diem del sexo sin puntas ni puntos, pero sí puentes,niña Bárbara]
    Elpere

    ResponderEliminar